Qué Tan Malos Son? (2 Pedro 2: 10-11) Parte 1


¿Qué tan malos son? Parte 1

En los Estados Unidos, estampamos las palabras, En Dios Confiamos en nuestras monedas. En Gran Bretaña, estampan en sus monedas las palabras Fidii Defensor, “Defensor de la Fe.” Una imagen del monarca reinante acompaña el lema. En reconocimiento de los primeros esfuerzos de Enrique VIII para luchar contra los reformadores, el papa reinante originalmente otorgó este título “Defensor de la fe” en él. Una vez que Enrique rompió con el papado, las palabras adquirieron un nuevo significado. No es que a Enrique VIII le importara la fe de una manera piadosa. Pero después de la terrible persecución de los Protestantes por parte de la reina María, su sucesora, la reina Isabel I, se convirtió, en verdad, en la Defensora de la Fe, la fe Protestante. Y las palabras han tenido ese mismo significado durante siglos. Hasta hace poco, Carlos, Príncipe de Gales, el heredero aparente del trono inglés, tomó una posición más comprometedora. Anunció que no le importaba mucho la idea de ser Defensor de la Fe. Sugirió, en deferencia a los Musulmanes, Hindúes, la Nueva Era, y más, que sería mejor si, cuando es coronado, el título se cambie a “Defensor de fe.” Pero no es así  para el Apóstol Pedro. Las palabras, Fidii Defensor, podría haber sido estampado en su estandarte. No hubo compromiso con Pedro. Lo demostró a través de su vida y en sus escritos. 1 Pedro 1:22-23 “Puesto que en obediencia a la verdad habéis purificado vuestras almas para un amor sincero de hermanos, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro. Pues habéis nacido de nuevo, no de una simiente corruptible, sino de una que es incorruptible, es decir, mediante la palabra de Dios que vive y permanece,” 2 Pedro 1:19 “Y así tenemos la palabra profética más segura.” Pedro es un “Fidii Defensor.” Y hoy, debes convertirte en un Defensor de la Fe. Estás rodeado de falsas religiones. Como los Católicos que creen que la salvación está asegurada por la fe más las buenas obras. Como los judíos que piensan que Jesús es simplemente un maestro, no Dios en la carne. Como el islam que enseña que los hombres ganarán su propia salvación y pagarán por sus propios pecados, en lugar de Cristo solo que proporciona la salvación y paga por nuestros pecados muriendo como nuestro sustituto. O como los hindúes que piensan que Dios es un ser abstracto y eterno sin ningún atributo, en lugar de un Dios trino que Se reveló en las Escrituras. Memoriza Hechos 4:12 “Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en el cual podamos ser salvos.” No hay otra forma de salvación excepto a través de Cristo solo revelado en Su Palabra. Estás rodeado de falsas ideas. Eres tu propia persona, decides tu propio destino, tus decisiones no afectan a nadie más, lo único que importa es lo que haces, nadie tiene la razón, todas las reglas son malas, hacer el bien te gana el favor de Dios, y la deuda no es gran cosa. Memoriza el Salmo 119:9 “¿Cómo puede el joven guardar puro su camino? Guardando Tu palabra.” Vive tu fe por la Palabra de Dios, no por tus ideas ni las de nadie más. Estás rodeado del falso cristianismo. Demasiados creen que si oro una vez, estoy seguro en la salvación aunque no haya fruto. Otros piensan que creer en la doctrina correcta te hace salvo. Los estudiantes a menudo piensan que, dado que provienen de un hogar cristiano, son nacidos de nuevo. Algunos creen que sí tuvieron una experiencia de campamento con Jesús, pueden vivir como quieran. Algunos creen que eres cristiano, porque vas a una iglesia cristiana. Algunos creen que si te sientes culpable por tu pecado, piensas que Cristo es Salvador, eres salvo. Escuchen amigos, deben nacer de nuevo. Ser transformados. Memoriza Juan 3:3 “Jesús … dijo: En verdad, en verdad te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios.” 1 Pedro 1:3 “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien según su gran misericordia, nos ha hecho nacer de nuevo a una esperanza viva, mediante la resurrección de Jesucristo de entre los muertos.” El verdadero cristianismo es un hecho histórico y una transformación sobrenatural por el Espíritu de Dios. Lo que hace que ser un defensor de la fe sea tan desafiante no son solo las religiones falsas, las ideas falsas, y el cristianismo falso, sino lo que lo hace difícil son aquellos maestros carismáticos, atractivos, populares, y divertidos, que propagan el error. Para ser el Fidii Defensor debes luchar contra aquellos que enseñan la herejía como si fuera verdad. Luchas contra los engañadores, que tienen muchos seguidores, pero que socavan la verdad de la Palabra de Dios. Esta lucha no es solo para los ancianos o los maestros de la Biblia, esta batalla es para todos nosotros y no será fácil, porque muchos falsos maestros son difíciles de identificar. Piénsalo. A pesar de que los falsos maestros no tienen sustancia espiritual que ofrecer, afirman una gran sabiduría. Están engañando a sus seguidores haciéndoles creer que poseen un profundo conocimiento teológico, una profunda percepción espiritual, e incluso revelaciones directas de Dios. Su enseñanza deslumbra a sus víctimas (Judas 13 los describe como una estrella errante), pero no dicen nada que sea verdaderamente divino y, como un meteorito, se desvanecen en la oscuridad. Al igual que el día de Pedro, los falsos maestros contemporáneos usan un discurso vacío para atraer a los oyentes con deseos carnales, Pedro lo llama “sensualidad.” No les importa llevar la verdad a los oídos de las personas. En cambio, apuntan a las lujurias de las personas. Ofrecen mensajes orientados a los sentimientos que alimentan los instintos sensuales y la creencia fácil. Los falsos maestros más peligrosos poseen un encanto personal y un magnetismo carismático que la gente encuentra muy atractivo. Hace años tuve la oportunidad de presenciarlo personalmente. Fui testigo de un predicador bíblico increíblemente poderoso y preciso, y de un popular y moderno (se descubrió después) falso maestro evangélico errante en la misma conferencia, ambos enseñando. Observé a los 3000 hombres en esta conferencia responder a la Palabra de Dios del predicador sólido y luego, me sorprendió la forma en que el falso maestro, con humor, con habilidad comunicativa, comentarios vanguardistas, y una voz poderosa, entretenía, atraía, y atrapaba la multitud de hombres. Por lo que al final de la conferencia rogaban que regresara el que pronto sería conocido como un falso maestro, mientras ignoraban por completo al increíble predicador de la Biblia. Lo que empeora las cosas, es que los que siguen a los falsos maestros son aquellos que quieren mejorarse lo que hacen por sus propios esfuerzos. Debido a relaciones rotas, “necesidades sentidas,” y luchas espirituales, desean desesperadamente alivio de culpa, ansiedad, y estrés. A menudo están decepcionados con el ejemplo de las autoridades y descontentos con los estilos de vida de aquellos a quienes se supone que deben seguir. Padres, maestros, pastores, y similares buscan una mejor manera de vivir o buscan descubrir alguna forma de experiencia religiosa. A menudo están en la iglesia, pero no en Cristo. En última instancia, su insatisfacción, soledad, e intentos de superación personal, los hacen altamente vulnerables a las explotaciones seductoras de los falsos maestros. ¿Qué tan malos son? Los falsos maestros se oponen al carácter de Dios con su mala moralidad, se oponen a la verdad de Dios con su enseñanza errante, se oponen a la misión de Dios con sus falsas prioridades, y se oponen al corazón de Dios con sus malos deseos. El resto del Capítulo 2, v. 10-22 es una advertencia sobria para todos los creyentes. El hecho de que estés en una iglesia de enseñanza bíblica no garantiza que no estarás expuesto a aquellos que enseñan el error en algún nivel en esta vida. En podcasts, sitios web, conferencias, iglesias, libros populares, artículos, y esperamos no a menudo, entre nosotros. El mundo cristiano ahora ofrece regularmente mentiras, disfrazadas como la verdad, presentadas para el consumo. Muchos cristianos, que carecen de discernimiento bíblico, incapaces de notar la diferencia, engullen jugosos bocados errantes. Luego se encuentran enfermos espiritualmente por lo que comieron. Haz la receta contra el error, para conocer la verdad con suficiente antelación, para que puedas distinguir entre lo real y lo falso. Los v. 10-22 exponen las personalidades, prácticas, y presuposiciones de los falsos maestros en el primer siglo, junto con las consecuencias eternas que acompañan sus estilos de vida y creencias doctrinales. Estos versículos, responden a la pregunta, ¿Qué tan malos son y cómo identificarlos? Las verdades fueron dadas en el siglo primero a las iglesias en Turquía moderna, pero son igual de sanas para hoy. Este pasaje enseñará muchos principios cruciales como … La herejía bíblica es siempre destructiva. La mayoría de las herejías se centran en la persona y la obra de Cristo. La actividad sexual inmoral no es consistente con la moralidad cristiana. Los herejes a menudo están motivados por el dinero y por uno mismo. El juicio futuro de Dios vendrá, y será definitivo. La violación del carácter de Dios requiere una respuesta de juicio. El juicio de Dios no diluye la disponibilidad de la gracia de Dios. La Biblia afirma la realidad del castigo eterno en el infierno; y grados de castigo. La Biblia no enseña la aniquilación, sino el tormento eterno consciente en el infierno. Y la libertad cristiana no es una licencia desenfrenada para hacer lo que quieras hacer. En el capítulo 2, Pedro describe la doctrina de los herejes v. 1-3, luego el destino de los herejes v. 4-10a, y ahora los actos de los herejes v. 10b-22. Después de enseñar que Dios finalmente juzgará a los falsos maestros usando ejemplos pasados en los v. 4-8, la semana pasada, Pedro afirmó dos principios clave en los v. 9-10a, “el Señor, entonces, sabe rescatar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos bajo castigo para el día del juicio, especialmente a los que andan tras la carne en sus deseos corrompidos y desprecian la autoridad.” Dios sabe cómo salvar a los que le pertenecen, por lo tanto no tienes nada que temer. En el NT, y como se usa aquí, la palabra tentación no sólo se usa para describir las pruebas, sino que aquí, es la idea de un ataque con la intención de destruir. Los verdaderos creyentes serán protegidos por el Señor de aquellos que desean destruirnos. Entonces Pedro llama a todos los creyentes a confiar en la infinita sabiduría y poder de su divino protector. v. 9-10 Dios te rescatará y castigará a los falsos maestros al mismo tiempo. ¿Y por que Dios los castigará? Los v. 10b-22 nos enseñan cuán malos son. Pedro terminó el último párrafo en el v. 10a con 2 cualidades negativas identificables principales, luego continúa hasta el final del capítulo en los v. 10b-22 con las Creencias y Comportamientos, Personalidad y Prácticas, Carácter y Conducta de los falsos maestros, exponiendo su verdadera naturaleza. Lee en voz alta conmigo el v. 10-11 “especialmente a los que andan tras la carne en sus deseos corrompidos y desprecian la autoridad. Atrevidos y obstinados, no tiemblan cuando blasfeman de las majestades angélicas, cuando los ángeles, que son mayores en fuerza y en potencia, no pronuncian juicio injurioso contra ellos delante del Señor.” Este párrafo continuará describiendo 7 áreas principales a buscar. 7 razones por qué su juicio es justo. 7 cualidades que muestran cuán malas son.

# 1 Sus Trampas PRINCIPALES. 10a

Mientras Pedro concluye la certeza de su juicio, se enfoca en las dos características mayores de los falsos maestros: funcionan según # 1 los sentimientos y la carne y # 2 rechazan a Cristo como Señor, y su Palabra como la autoridad final sobre toda la vida. Escucha los 2 pecados principales de los falsos maestros en el v. 10, “especialmente a los que andan tras la carne en sus deseos corrompidos y desprecian la autoridad.” Los conocerás por sus pecados principales, sus dos características principales: Se complacen en lo que desean y odian cuando alguien les dice qué hacer. Al igual que los malvados contemporáneos de Noé y Lot, de los v. 5-8, los falsos maestros son esclavos del pecado. Pedro usa palabras muy fuertes. Sus vidas se caracterizan por “andar tras la carne en sus deseos corrompidos.”  Andan tras es la palabra Griega que describe a una persona que persigue algo o que atrae algo para sí. Estos falsos maestros están literalmente persiguiendo sus propios deseos fuertes. Están persiguiendo lo que quieran e intencionalmente andan tras él. Viven sus vidas como si sus deseos siempre fueran lo correcto. Permítanme recordarles, cada uno de ustedes ha tenido deseos de golpear a alguien, pero no lo hicieron. Tenías deseos de tomar algo, pero no lo hiciste. Has querido decir algo, pero te detuviste y estabas feliz de no funcionar por tus sentimientos, ¿verdad? El falso maestro no vive de “negarse a sí mismo,” sino de “darse el gusto.” ‘Si se siente bien, hazlo.’ Y Pedro dice que ellos andan tras sus deseos corrompidos. Deseos describe sus fuertes emociones, sus lujurias, antojos, apetitos, y deseos. No anhelan al Señor, persiguen sus propias lujurias. Y en lugar de templarse, buscan salirse con la suya en todo lo que pueden. Esa es la palabra Griega corrompidos. Describiendo polución o profanación. Neutralmente, Corrompidos significa pintar en color. Pero en un contexto negativo como este, significa mancharse. Estoy seguro de que eres mucho más ordenado que yo. Pero no creo que pasen 2 meses donde Jean me muestra otra vez, otra camisa u otro pantalón donde, una vez más, los manché tanto, que no se pueden usar en público. La mancha es tan notable, es cómo usar un letrero que dice: soy un cerdo o no me importa. Es una ruina, una mancha fea. Los falsos maestros persiguen un comportamiento que es una distracción maligna para Cristo y Su Palabra. Se manchan continuamente viviendo por sus lujurias, siguiendo sus sentimientos. Viven para satisfacer sus ansias malvadas, y hacen lo que quieren. Y las elecciones que destruirían tu matrimonio, dañarían a tus hijos, destrozarían tu reputación, y arruinarían tu testimonio. Esas elecciones que mancharían tu vida permanentemente son las mismas acciones que los falsos maestros persiguen con abandono. El Griego corrompido es lo que forma la palabra desagradable o malsano. hacen lo que quieren, incluso si Dios dice que es malsano, o la Biblia dice que es asqueroso, o incluso si otros lo consideran repugnante. Persiguen activamente sus fantasías sensuales. Podrías estar diciendo, Chris esto no sucede. Nadie actúa de esta manera! ¿De Verdad? En 1986, el evangelista Jimmy Swaggart comenzó un ataque en pantalla contra otros televangelistas Marvin Gorman y Jim Bakker. Descubrió la aventura de Gorman con un miembro de la congregación de Gorman, y también ayudó a exponer la infidelidad de Jim Bakker (que fue intencionadamente arreglada por otro ministro mientras Bakker estaba en un viaje fuera del estado). Estas exposiciones recibieron una amplia cobertura mediática.

Gorman tomó represalias contratando a un investigador privado para descubrir las indiscreciones adúlteras de Swaggart con una prostituta. Posteriormente, Swaggart se vio obligado a abandonar su púlpito durante un año e hizo una disculpa llorosa televisada en Febrero de 1988 a su congregación, diciendo “He pecado contra Ti, mi Señor, y pediría que tu preciosa sangre lavará y limpiará cada mancha hasta que esté en los mares del perdón de Dios.” Luego, tres años más tarde, después de volver a ministrar, Swaggart fue atrapado nuevamente por la policía de California en 1991 con otra prostituta, Rosa María García, que viajaba con él en su automóvil cuando lo detuvieron por conducir en el lado equivocado de la carretera. Cuando se le preguntó por que  estaba con Swaggart, dijo: “Me pidió sexo. Quiero decir, por eso me detuvo. Eso es lo que hago. Soy una prostituta.” Pedro dice en el v. 10 “especialmente a los que andan tras la carne en sus deseos corrompidos.” Los falsos maestros participaban en este tipo de comportamiento dentro y alrededor de las iglesias a las que Pedro está escribiendo en esta carta. Y todavía están manifestando este tipo de corrupción. Sé un Defensor de la Fe. Sé un Fidii Defensor. Nunca justifiques este tipo de comportamiento. Pedro describe otra cualidad negativa principal del falso maestro. v. 10a, Y desprecian la autoridad. La naturaleza depravada de la humanidad nunca quiere someterse a ningún tipo de autoridad. El mantra para nuestro día es haz lo tuyo, déjame solo, deja de juzgarme, eso es bueno para ti pero no para mí. Los falsos maestros desprecian la autoridad. El Griego Autoridad viene de la palabra como “SEÑOR.” Los falsos maestros incluso se identificarán con Cristo externamente como Salvador, pero no vivirán internamente ni prácticamente bajo Su reino, o su palabra, Sus maneras, o su voluntad. Los falsos maestros pueden amar emocionalmente a Jesús, respetarlo, incluso honrar la idea de Cristo como Dios, pero se niegan a vivir según Sus mandamientos. Rehúsan seguir Su palabra. Aceptan toda sabiduría hecha por el hombre, mientras rechazan seguir a Cristo como Señor. Escucha: Cuando los falsos maestros y Satanás, que los motiva, son dominantes, la Palabra de Dios se minimiza; El señorío de Cristo es ignorado; El gobierno deja de proteger a sus ciudadanos; los esposos dejan de dirigir la iglesia y sus hogares; los niños dejan de obedecer a sus padres; los jóvenes dejan de aprender de los mayores; toda autoridad es destruida. Los falsos maestros desprecian la autoridad. Desprecian significa menospreciar con desdén, y el tiempo nos dice que lo hacen continuamente, todo el tiempo, en todos los sentidos. ¿Te deleitas en la Autoridad o desprecias la Autoridad? ¿Es Cristo primero y sobre todas las prioridades? ¿Sigues a Cristo en tu matrimonio? ¿Obedeces la escritura en la crianza de los hijos? ¿Sigues los mandamientos de Dios en tus finanzas? ¿Buscas la sabiduría de Cristo en todas tus relaciones? ¿Escuchas la sabiduría de los líderes piadosos mayores? ¿Cumples con las expectativas de tu jefe? ¿Pagas tus impuestos? ¿Obedeces las leyes de tránsito? ¿Abrazas la enseñanza sencilla de las Escrituras? ¿Buscas honrar a todos aquellos que Dios ha puesto sobre ti? ¿O socavar la autoridad? Los falsos maestros se ven a cargo, libertad  personal, hago lo que quiero, dirijo mi propia vida, no respondo a nadie, soy el capitán de mi propia alma, estoy a cargo de mi propio destino, me encargo del número uno, vivo para mí primero: Orgullo. Estos apóstatas no se detendrán ante nada para promocionarse y protegerse. Su actitud es completamente opuesta a la de nuestro Señor, que se vació voluntariamente para nacer como hombre, vivir como un sirviente dispuesto a morir por los pecados de los demás. Los cristianos genuinos se ven a sí mismos liberados para finalmente ser obedientes al Señor y obedecer a toda Su Autoridad designada. Pedro destaca los dos vicios principales del falso maestro y v. 10 “especialmente a los que andan tras la carne en sus deseos corrompidos y desprecian la autoridad.” ¿Eres un Fidii Defensor? Pero además de esos vicios, Pedro agrega …

# 2 Su ORGULLO. 10b-11

Lee los v, 10b-11 “Atrevidos y obstinados, no tiemblan cuando blasfeman de las majestades angélicas, cuando los ángeles, que son mayores en fuerza y en potencia, no pronuncian juicio injurioso contra ellos delante del Señor.” La arrogancia identifica la actitud general de estos falsos maestros, por lo que Pedro expone de inmediato y con fuerza su orgullo. Los falsos maestros son atrevidos, describiendo su descarada, audaz, y desafiante presunción. Pedro agrega obstinados para exponer su obstinada determinación de seguir su propio camino. Su orgullo se ve claramente en su deliberado desafío. No respetan a nadie y nada los frena. El que es “atrevido o audaz” trae por debajo del zapato los derechos, opiniones, e intereses de los demás, ya sean humanos o divinos. Quien es terco “obstinado o arrogante” va más allá, no se puede razonar con ellos. Ninguna cantidad de conversación o diálogo razonado les impedirá hacer o enseñar lo que quieren. Asumen que tienen razón y todos los demás están equivocados. ¿Alguna vez conociste a alguien así? Aparentemente, parecían servir a Dios y ministrar a la gente. Internamente alimentaban sus propios egos y emplumaban sus propios nidos. Como Proverbios 21:24 “Altivo, arrogante, y escarnecedor son los nombres del que obra con orgullo insolente.” Entonces aquí en el v. 10, en su arrogancia, “no tiemblan cuando blasfeman de las majestades angélicas (seres gloriosos).” Verbo principal [“No tiemblan (PAI) cuando blasfeman de las majestades angélicas.” Cuando las personas normales se enfrentan a un ángel, tienen miedo, están asombrados, incluso se equivocan ofreciéndoles adoración, porque son seres tan poderosos. Pero, dice Pedro, los falsos maestros nunca están asombrados, ni son respetuosos, ni temen a los Ángeles. No tiemblan. De hecho, los falsos maestros son tan arrogantes que incluso blasfemarán / insultarán a los Ángeles. El v. 10 continúa con “cuando blasfeman de las majestades angélicas.” Pedro probablemente está hablando de ángeles malvados, demonios aquí. Pero escucha: incluso los ángeles malvados tienen un nivel de existencia en el mundo sobrenatural que tiene dignidad y una calidad trascendente que está más allá de la humanidad, y merece nuestro respetuoso miedo. Un cierto honor pertenece a aquellos que trascienden el tiempo. Y aquellos que pertenecen a esta raza de seres que una vez estuvieron en la presencia del Dios Viviente y sirvieron a Su Voluntad. Como resultado, no debe haber frivolidades con respecto a Satanás y sus ángeles. Sin embargo, los falsos maestros injurian a los ángeles, literalmente, los blasfeman. Incluso la blasfemia de los ángeles malvados caídos por los falsos maestros demuestra su arrogancia y antagonismo hacia cualquier autoridad, ya sea buena o mala. Hay una audacia que es heroica, pero también hay una audacia que es Satanica. Estos maestros eran tan carnales, orgullosos, y obstinados que mostraban una audacia malvada. Tu y yo nunca debemos olvidar. Dios no solo es la máxima autoridad suprema, sino que si realmente eres sumiso a Dios como la autoridad, también te someterás a toda la autoridad que Dios mismo instaló, estableció, y diseñó. Romanos 13:1b “porque no hay autoridad sino de Dios, y las que existen, por Dios son constituidas.” Los falsos maestros no se someten a la autoridad, y demuestran su falta de sumisión ordenando, mandando, lanzando, y blasfemando los demonios para hacer lo que ellos determinen. ¡Estos apóstatas blasfeman incluso a los ángeles! ¡Y no tiemblan cuando lo hacen! Están tan seguros en su orgullo que incluso desafían a Dios a juzgarlos. Pedro dice en el v. 11, este es el último orgullo, ¿por qué? v. 11, “cuando los ángeles, que son mayores en fuerza y en potencia, no pronuncian (PAI) juicio injurioso contra ellos delante del Señor.” En el v. 11, dado que no hay un modificador, parece mejor verlos como los santos ángeles, que son mayores en poderío y poder que los hombres caídos o los demonios. Pedro dice aquellos que tienen mayor poder y mayor poderío que los seres humanos. Estos ángeles santos no presentan una acusación malvada / blasfema contra los demonios. Los Santos Ángeles no reprenderán a sus hermanos caídos, los demonios. Los santos ángeles son diferentes a los falsos maestros, que desafían a los poderes superiores. no. Los santos ángeles veneran tanto a su Señor que no hablarán insultos contra ninguna autoridad. Los ángeles del cielo reverencian tanto a su Señor que nunca se les ocurre permitir que el lenguaje calumnioso e insultante pase por sus labios, aunque sería bien merecido. Judas 8, 9 va un paso más allá.

Judas 8-9 “No obstante, de la misma manera también estos hombres, soñando, mancillan la carne, rechazan la autoridad y blasfeman de las majestades angélicas. Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo y disputaba acerca del cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda.” Incluso desde su posición exaltada, los ángeles santos no faltan al respeto a sus homólogos caídos como lo hacen los falsos maestros. De hecho, incluso el arcángel, Miguel, reconociendo la gran presencia y poder de Satanás, se negó a hablar mal de él, pero le pidió al Señor mismo que lo hiciera. Pedro nos está deslumbrando con la increíble arrogancia de los falsos maestros. Los poderosos e impresionantes ángeles santos, incluso el principal ángel santo, no reprenderán, blasfemarán, insultarán, ni criticarán al diablo ni a los demonios, pero estos falsos maestros, con su perspectiva sobre inflada de sí mismos, en orgullo sin vergüenza, continúan mandando, reprendiendo, menospreciando, y hablando como si tuvieran autoridad sobre el diablo y los demonios. Al igual que Miguel, los creyentes no deben confrontar a Satanás ni a sus secuaces. La autoridad que tenemos es la Palabra de Dios y el mensaje del Evangelio que transforma la vida. Sin embargo, los falsos maestros, por contraste, son tan seguros de sí mismos, descarados, e imprudentes, que hacen lo que incluso Miguel “no se atrevió” a hacer: injuriar a las majestades angélicas como si tuvieran autoridad sobre ellos. Ningún creyente debería ser tan valiente como para mandar demonios.Orgullo. Ningún cristiano debería ser tan tonto como para hablar irrespetuosamente de o a los seres celestiales. Sé un Defensor de la Fe. Conviértete en un Fidii Defensor. Defiende la verdad.

LLEVAR A CASA:

 A) Toma el PECADO en serio. El hombre lo llama accidente, Dios lo llama abominación. El hombre lo llama metida de pata, Dios lo llama ceguera. El hombre lo llama defecto, Dios lo llama enfermedad. El hombre lo llama oportunidad, Dios lo llama elección. El hombre lo llama error, Dios lo llama enemistad. El hombre lo llama fascinación, Dios lo llama fatalidad. El hombre lo llama dolencia, Dios lo llama iniquidad. El hombre lo llama lujo, Dios lo llama lepra. El hombre lo llama libertad, Dios lo llama rebeldía. El hombre lo llama pequeñez, Dios lo llama tragedia. El hombre lo llama equivocarse, Dios lo llama locura. El hombre lo llama debilidad, Dios lo llama terquedad. Toma el pecado en serio. Proverbios 6:16-19 “Seis cosas hay que odia el Señor, y siete son abominación para Él: ojos soberbios, lengua mentirosa, manos que derraman sangre inocente, un corazón que maquina planes perversos, pies que corren rápidamente hacia el mal, un testigo falso que dice mentiras, y el que siembra discordia entre hermanos.”  El Señor odia el pecado. Debes odiarlo también. Tu odio al pecado, debería hacerte correr a Cristo en fe para la salvación. O, tu odio al pecado debería motivarte a depender del Espíritu para matarlo en la santificación. El pecado requirió la muerte de Cristo. Así que los cristianos genuinos odian el pecado.

 B) Sé motivado por las CONSECUENCIAS del pecado. Proverbios 22:8a “El que siembra iniquidad segará vanidad.” Oseas 8:7 “Porque siembran viento, y recogerán tempestades.” Job 4:8 “los que siembran aflicción, eso siegan.” Números 32:23 “tened por seguro que vuestro pecado os alcanzará.” El pecado sexual tiene consecuencias únicas y muy serias.

1 Corintios 6:18 “Huid de la fornicación. Todos los demás pecados que un hombre comete están fuera del cuerpo, pero el fornicario peca contra su propio cuerpo.” Cómo hacer estallar un globo, los líderes espirituales que cometen adulterio nunca serán restaurados a su nivel anterior de servicio, y aquellos que continúan en este pecado, sufrirán serias consecuencias, incluso como creyentes. Están en rebelión a Dios. Si estás luchando con la pornografía. Si estás comprometiendo tu pureza. Si estás fornicando, o cometiendo adulterio, o cerca de comprometerte en ello, arrepientete, confiésalo, y obten ayuda de los líderes de tu grupo comunitario. No te demores. Examina tu corazón buscando por la lujuria, el orgullo, la avaricia, el egoísmo, y …

C) Evalúa tu SUMISIÓN a la autoridad. Los cristianos no son rebeldes. Claro, tu y yo debemos desobedecer solo si nuestras autoridades exigen que desobedezcamos la Palabra de Dios. Verdaderamente, Hechos 5:29 “Debemos obedecer a Dios antes que a los hombres.” Pero los cristianos obedecen a la autoridad, donde los falsos maestros no. Esto se aplica al gobierno, jefes, maestros, esposos, padres, ancianos, policías, y más. Escuchen mis hermanos y hermanas, escuchen. La única manera de agradar a Dios es por ser lleno del Espíritu. Y cuando estás lleno del Espíritu, Efesios 5:21 dice que la sumisión es un resultado directo de estar llenos y “sometiéndoos unos a otros en el temor de Cristo.” Es algo terrible vivir en rebelión a la autoridad. Es un pecado no honrar a la autoridad. La falta de sumisión a la autoridad te pone fuera de la voluntad de Dios. Ya que Dios es el único que designó esa autoridad. Somete, obedece, honra, Y …

D) Vuélvete a Cristo para la salvación y DEPENDE del Espíritu en la santificación. No hay forma de que puedas lidiar con el pecado por tu cuenta. Nunca estarás bien con Dios hasta que te vuelvas a Cristo en fe dependiente y te apartes de tu pecado en humilde arrepentimiento. Solo Cristo puede perdonarte, limpiarte, lavarte de tu pecado, y hacerte nuevo. Los apóstoles en Hechos 20:21 “testificando solemnemente, tanto a judíos como a griegos, del arrepentimiento para con Dios y de la fe en nuestro Señor Jesucristo.” Y nunca vencerás al pecado como creyente en tu propia fuerza. No tienes la capacidad de vencer el pecado o vivir como Cristo sin el Espíritu de Dios que te da poder. Gálatas 2:20 “Con Cristo he sido crucificado, y ya no soy yo el que vive, sino que Cristo vive en mí; y la vida que ahora vivo en la carne, la vivo por fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.” La próxima semana estudiaremos sus predisposiciones, sus dolores, sus fiestas, y sus placeres. Además, su pasión, su penalidad, su persuasión, y finalmente su prisión. Oremos.

About Chris Mueller

Chris is the teaching pastor at Faith Bible Church - Murrieta.

Leave a Comment