Romper Las Barreras Del Prejuicio (Hechos 9: 32-11: 18)

Rompiendo las Barreras de la Parcialidad y los Prejuicios

Hechos 9:32-11:18

Cuando estabas en la escuela, habían los niños populares y los niños impopulares. Cuando un niño popular tropezaba con sus propios pies, la gente se reía y él se reía porque era popular. Cuando un niño impopular tropezaba con sus propios pies, la gente se burlaba y fue humillado porque lo metieron en la caja de ser impopular, nerd, y rechazado.

Todos hemos puesto a las personas en cajas.

Todos hemos luchado con nuestros propios prejuicios y todos hemos luchado con tratar a los demás sin parcialidad y también lo hicieron los Cristianos de la iglesia primitiva.

Amigos, cuando comenzó la iglesia, era completamente Judía durante años. Los primeros creyentes nunca comprendieron que el Señor tenía la intención de salvar a los Gentiles. Nunca pensaron que los perros Gentiles podrían convertirse en Cristianos, y pertenecer a la iglesia sin ser un Judío primero.

Pero esto es exactamente lo que Jesús tenía en mente desde el principio.

El evangelio estaba destinado a todas las personas, todas las naciones, todas las razas, todas las lenguas, todos los idiomas, Judío y Gentil.

Antes de que Cristo ascendiera al cielo en Hechos 1:8, Jesús declaró que los creyentes son Sus testigos quienes llevarán el mensaje del evangelio al mundo entero.

“en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.”

Y el libro de los Hechos registra exactamente cómo sucedió eso.

Entonces, ¿cómo planeó Dios convertir a la iglesia inicialmente Judía en Judíos y Gentiles juntos en Cristo?

Jesús nos dijo como, allá en Mateo 16:18-19,

“Yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré Mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Yo te daré las llaves del reino de los cielos.”

Jesús le dio a Pedro las llaves del reino de los cielos.

¿Para qué necesitas llaves? Para abrir una puerta. Pedro fue usado por Dios para abrir el evangelio a todas las personas. Comenzando en Hechos 2, para todos los Judíos, luego todos los Samaritanos en Hechos 8, y ahora en Hechos 10 para todos los gentiles.Esto no es tan fácil como suena, Pedro necesitaba preparación. Dios abrió la puerta a los odiados Samaritanos mestizos. Luego el Señor hizo que Pedro se quedara con Simón el Curtidor. Hechos 9:43 “se quedó … con un tal Simón, curtidor.” Los Judíos despreciaban el comercio de curtidores (productos de cuero) porque manejaban la carne de animales muertos y ningún Judío que se preciaba tendría nada que ver con un hombre así. Pedro pudo haber permanecido en esta casa mientras estuvo en Jope por hasta 2 años. Entonces, el Señor estaba preparando lentamente a Pedro al romper sus prejuicios para preparar al apóstol para lo que está por venir. La puerta más grande que Pedro necesitaba abrir era para los gentiles. Ningún Judío religioso se permitiría ser un invitado en una casa Gentil. Cuando viajaban, los Judíos sacudían la tierra de un país Gentil de sus sandalias cuando volvían a entrar en Israel, de lo contrario la tierra contaminaría la tierra de Israel. Los Judíos veían a los Gentiles como perros inmundos.

Sin embargo, todos estos prejuicios serán aplastados y la puerta del evangelio abierta a los Gentiles en Hechos 10. Hechos 10 te muestra cómo la salvación llegó a los Gentiles y luego se extendió a todo el mundo de los Gentiles, lo cual es una gran noticia para aquellos de nosotros aquí que somos Gentiles. ¿Cuántos de ustedes no son judios? ¡Esta es tu historia! Es 6 años después de la Crucifixión, aproximadamente AD 40. Tu Biblia está abierta a Hechos 10 y sigue en tu bosquejo.

# 1 Dos CULTURAS en Conflicto: Gentil y Judío.

Mira primero a …

1) Un GENTIL llamado Cornelio. 1-8

Versículo 1 “Había en Cesarea un hombre llamado Cornelio, centurión de la cohorte llamada la Italiana.” Cornelio vivió en uno de los lugares más bellos de todo Israel, Cesarea, en la costa Mediterránea. Era la sede del gobierno Romano para todo Israel. Cornelio era un centurión Romano, al mando de 100 soldados. Cornelio es el que Cristo seleccionó para ser el primer converso Gentil. Versículo 2 describe cómo era Cornelio.“piadoso y temeroso de Dios con toda su casa, que daba muchas limosnas al pueblo Judío y oraba a Dios continuamente.” “Piadoso” signifíca que es sincero en la fe. Y el término “temeroso de Dios” nos dice qué tipo de Gentil es. Había tres clases de Gentiles en la Biblia. Primero, Gentiles paganos normales. Segundo, Gentiles temerosos de Dios que estaban hartos de la cultura pagana y determinaron que el Dios de Israel era el único Dios verdadero, vivían moralmente, apoyaban a los Judíos pero no iban a las fiestas. Tercero, un prosélito Gentil es aquel que se convierte en Judío en un sentido espiritual y vive como Judío en la práctica. Cornelio es el Segundo, un temeroso de Dios. No era un prosélito, pero estaba harto del vacío de las creencias paganas. Afirmó la fe Judía, creyó en el único Dios verdadero, asistió a los servicios de adoración Judía y vivió moralmente pero no siguió las leyes ceremoniales o las fiestas. Más tarde, cuando Pablo visitaría ciudades Gentiles, predicaría primero a los temerosos de Dios. Cornelio no es salvo … aun. Aunque era un hombre piadoso, Hechos 11:14 nos dice que el ángel prometió. “te dirá palabras por las cuales serás salvo, tú y toda tu casa.” Demasiadas personas piadosas y agradables, piensan que son salvos,pero ser piadoso no te salva y Cornelio no es un Cristiano. Versículos 3-4 “Como a la hora novena del día, vio claramente en una visión a un ángel de Dios que entraba a donde él estaba y le decía: Cornelio. Mirándolo fijamente y atemorizado, Cornelio dijo: ¿Qué quieres, Señor? Y él le dijo: Tus oraciones y limosnas han ascendido como memorial delante de Dios.” Alrededor de las 3:00 de la tarde, como Cornelio estaba orando, un ángel lo visita diciéndole que sus oraciones y buenas obras han subido al cielo como una ofrenda fragante a Dios. Dios le está diciendo, Cornelio, has perseguido la luz que se te ha dado, ahora te mostraré la verdad salvadora. Dios le da a Cornelio algunas órdenes específicas para obedecer en los versículos 5 y 6: “Despacha ahora algunos hombres a Jope, y manda traer a un hombre llamado Simón, que también se llama Pedro. Este se hospeda con un curtidor llamado Simón, cuya casa está junto al mar.” Dios le dice a Cornelio que envíe algunos hombres a Jope para encontrar a Pedro, que tiene el mensaje clave que este Gentil necesita. ¿Por qué el ángel no le comparte a Cornelio el evangelio él mismo? Porque eso es el gozo y el trabajo de los Cristianos. Los creyentes son responsables de compartir el evangelio con todos y Dios soberanamente salva a los que Él elige. No puedes ser como Cristo sin compartir el evangelio. ¿Por qué Dios no dejó que Cornelio fuera a Pedro él mismo? Porque Dios necesita preparar a Pedro. Por fe, Pedro necesita hacer lo que ningún Judío haría, ¡entrar a una casa Gentil! En los versículos 7 y 8, inmediatamente después de ver la visión, Cornelio envió a sus hombres a Jope. Sin duda, sin demora, sin discusión, sólo obediencia.

2) Un JUDÍO llamado Pedro. 9-16

Después de que Dios terminó de preparar a Cornelio para ESCUCHAR el evangelio, Dios comenzó a preparar a Pedro para compartir el evangelio en el versículo 9: “Al día siguiente, mientras ellos iban por el camino y se acercaban a la ciudad, Pedro subió a la azotea a orar como a la hora sexta.” Uno de los 12 discípulos originales del Señor, ahora apóstol, pero no sin prejuicios profundamente arraigados. Cuando los hombres de Cornelio se acercan a Jope, donde está Pedro, es mediodía, y ahora Pedro ha subido a la azotea para orar. La gente descansaba, se recreaba, reflexionaba, y se relajaba en sus techos planos en el primer siglo. Y ahora es tiempo de que Dios le rompa a Pedro su mayor prejuicio: los Gentiles. La salvación de los perros Gentiles y ver a los Gentiles como hermanos y hermanas sin ser Judíos primero es una puerta cerrada. Versículo 10 “Tuvo hambre y deseaba comer; pero mientras le preparaban algo de comer, le sobrevino un éxtasis.” Como todos los hombres hambrientos que huelen la comida siendo preparada, Pedro cayó en una babeada pre-cena. No, fue un éxtasis. “Éxtasis” es la palabra Griega donde sale “extático.” Dios invadió su conciencia con una visión con respecto a la comida. Cuando tengo hambre, a menudo obtengo una visión (una visión de comer.) Pero aquí Dios usa el hambre de Pedro para comunicar una verdad. Los versículos 11-13: “y vio el cielo abierto y un objeto semejante a un gran lienzo que descendía, bajado a la tierra por las cuatro puntas; había en él toda clase de cuadrúpedos y reptiles de la tierra, y aves del cielo. Y oyó una voz: Levántate, Pedro, mata y come.” Algo así como una lona estaba siendo bajado del cielo. Al extenderse en el suelo, Pedro pudo ver que tenía un conglomerado de animales. Dios enseñó en Levítico 11 estándares muy específicos con respecto a la dieta de Su pueblo. Había ciertos animales, como cualquier cosa del mar que no tuviera escamas o aletas, que no podían comer. [¿Sabes lo que eso signifícaba? No hay Cangrejo Rey.] En este lienzo había animales limpios que podían comer, como ovejas, Y animales inmundos que no podían comer, como los cerdos. Dios había restringido su dieta para protegerlos de enfermedades y evitar que se mezclaran socialmente con los Gentiles, lo que les ayudaría a no casarse con Gentiles. El Señor quería que Sus hijos fueran únicos, apartados, santos. Pedro no se convenció de inmediato. Esta visión tuvo que repetirse 3 veces e incluso entonces Pedro todavía estaba perplejo. Su corazón estaba recto: estaba orando. Pero los prejuicios son profundos. ¿Cuál fue el punto que Dios estaba haciendo con Pedro? Dios quería que Pedro disfrutara un poco de tocino con sus huevos. ¡No! El significado de la visión era que Dios estaba aboliendo las leyes dietéticas del Antiguo Testamento. ¿Por qué? Porque fueron diseñados para separar al Judío y al Gentil. Pero, ¿para qué está diseñado el cuerpo de Cristo? Para unir a Judíos y Gentiles. La barrera social tuvo que ser eliminada para que se unieran.

Ambos grupos tuvieron que aprender a socializar alrededor de la mesa juntos, porque serían uno en Cristo. No significaba que los Gentiles no deberían ser sensibles a las preferencias dietéticas de los Judíos, ni que los Judíos deben forzar sus normas sobre los Gentiles. ¡El Señor quería que fueran una familia y comieran juntos! Familia, tengan cuidado de no aceptar doctrinas dietéticas. Coman saludablemente si quieren, pero nunca olviden 3 verdades clave:

1 – Morirás cuando Cristo lo determine, no importa lo que comas.

2 – Solo los falsos maestros dicen que los alimentos te hacen más espiritual. (1 Tim 4:3-4)

3 – Para ser como Cristo, entonces preocúpate más por lo que sale de tu boca que por lo que entra en tu boca. (Marcos 7:14-23)

El significado general de la visión era que los animales limpios representan a los Judíos y los animales inmundos representan a los Gentiles. Dios estaba señalando a Judíos y Gentiles mezclados en la iglesia. El lienzo representa a la iglesia. Y en la mente de Dios, la iglesia nació en el cielo, luego baja a la tierra. La verdadera iglesia incluye ambos Judíos y Gentiles. Al final de la visión, el lienzo es recibido en el cielo, que es exactamente como la iglesia dejará el mundo, arrancada en el Rapto. Pedro está aprendiendo que no había más barrera con respecto a la dieta entre él y los Gentiles. Él está aprendiendo que Dios acepta tanto Judíos como Gentiles en Su iglesia. Y si Dios los acepta, entonces también Pedro. Dios estaba preparando el corazón de Pedro para los perros Gentiles que llegaban a su puerta justo en este momento.

3) Un Encuentro GENTIL-JUDÍO. 17-23a

La visión del Señor no es mera teoría. Dios le da a Pedro una oportunidad inmediata para poner la visión en práctica. La forma más rápida de crecer es poner en práctica lo que aprendes. Como Pedro todavía está tratando de entender la visión, los hombres que vienen de Cornelio están tocando en su puerta. Se presentaron en los versículos 17-18: “Mientras Pedro estaba perplejo pensando en lo que significaría la visión que había visto, he aquí, los hombres que habían sido enviados por Cornelio, después de haber preguntado por la casa de Simón, aparecieron a la puerta; y llamando, preguntaron si allí se hospedaba Simón, el que también se llamaba Pedro.”¡Amo la providencia de Dios! Piensa en la probabilidad matemática de que esos hombres lleguen instantáneamente después de la visión de Pedro. Dios no solo prepara al receptor y al mensajero, sino que también ordena el tiempo. Versículos 19-20: “Y mientras Pedro meditaba sobre la visión, el Espíritu le dijo: Mira, tres hombres te buscan. Levántate, pues, desciende y no dudes en acompañarlos, porque Yo los he enviado.” Dios es directo con Pedro: supera tu intolerancia y ve. Dios quiere que ambos hombres confíen en Él. Que dependan activamente de Él por la fe. ¿POR QUÉ? Dios ya ha resuelto cada detalle. Versículo 21 “Pedro descendió a donde estaban los hombres, y les dijo: He aquí, yo soy el que buscáis; ¿cuál es la causa por la que habéis venido?” Pedro tuvo que tomar una decisión y no tuvo tiempo de pensar en ello. Supera tus prejuicios y obedece, o rechaza la dirección de Dios.

Pedro estaba listo. Pedro abrazó el mensaje de Dios, mezclar animales limpios e inmundos ya no era un problema. Judío y Gentil ahora pueden ser una familia en la mente de Dios. E inmediatamente Pedro se enfrenta a tres Gentiles. Quienes solo una hora antes, nunca cruzarían su umbral. Le dicen a Pedro, versículo 22 … “A Cornelio el centurión, un hombre justo y temeroso de Dios, y que es muy estimado por toda la nación de los Judíos, le fue ordenado por un santo ángel que te hiciera venir a su casa para oír tus palabras.” Este temeroso de Dios, que tiene una gran reputación con los Judíos, ha recibido instrucciones de un ángel para que te busque y escuche lo que tienes que decir. El versículo 23 es una barrera extraordinaria que se rompe, una puerta abierta, un fanatismo golpeado cuando dice: “Entonces los invitó a entrar y los hospedó.”Dios no dijo, Pedro, tienes que alojar a los Gentiles. Y Pedro dándoles alojamiento muestra que la barrera se estaba cayendo. Los Judíos nunca harían eso por un perro Gentil, y menos aún para un soldado Romano odiado. La palabra Griega “hospedar” signifíca tener de visita. Pedro extendió la alfombra roja para sus invitados Gentiles. Dios no le dijo a Pedro que hiciera eso, pero cuando Pedro los invitó a entrar, demostró que el muro de prejuicios en su corazón se estaba derrumbando. Lo que nos lleva a …

# 2 Dos Corazones en TRANSICIÓN: Pedro y Cornelio.

Mira lo que pasa después …

1) La HOSPITALIDAD de Pedro. 23B

“Al día siguiente se levantó y fue con ellos, y algunos de los hermanos de Jope lo acompañaron.” Fue crucial que ciertos hermanos de Jope acompañaran a Pedro. Por dos razones.

UNO: Algo nuevo e impactante. Los Cristianos Judíos viajaban con Gentiles.

DOS: La presencia de estos hermanos se convertiría en un punto de inflexión crucial para la Iglesia. Hechos 11:12 nos recuerda.

Dios no ordenó ni dirigió a Pedro que trajera otros seis Cristianos Judíos ortodoxos con él a Cesarea, pero lo hizo y son la clave de lo que sucede. Fueron utilizados para unificar a Judíos y Gentiles en la Iglesia. Dios guió a Pedro a través de la comunicación directa de una visión, pero Dios también guió a través de los propios deseos e ideas de Pedro. Dios no dijo, Pedro, toma seis hombres. Pero Pedro eligió y se cumplió la voluntad de Dios. Dios a menudo trabaja a través de los deseos de tu corazón para cumplir Su voluntad. Tal como el Salmo 37, versículo 4 dice, “Pon tu delicia en el Señor, y Él te dará las peticiones de tu corazón.” Dios le dio a Pedro los deseos y cumplió Su voluntad. Cuando siete Judíos se encuentran con una casa llena de Gentiles, la historia fue hecha. Dos hombres clave se unen de dos mundos diferentes, pero todo está diseñado por Dios. Mira también a …

2) La HUMILDAD de Pedro. 24-26

Versículo 24 “Al otro día entró en Cesarea. Cornelio los estaba esperando y había reunido a sus parientes y amigos íntimos. Y sucedió que cuando Pedro iba a entrar, Cornelio salió a recibirlo, y postrándose a sus pies, lo adoró. Mas Pedro lo levantó, diciendo: Ponte de pie; yo también soy hombre.” El viaje de día y medio entre Jope y Cesarea fue necesario para que Dios descongelara el prejuicio Gentil congelado de Pedro. Y nota el entusiasmo de Cornelio.Esos 4 días deben haber parecido eones mientras esperaba esta reunión. Así que cuando llegó Pedro, Cornelio salió de su casa, se arrodilló, y adoró a Pedro. Imagínate esto: Cornelio está en plena vestimenta Romana, pluma roja brillante, larga capa roja, peto de latón pulido, espada decorada. una vista impresionante. Y ahora se está postrando ante este Judío sucio vestido de bata de baño y adorándolo. Pedro, por supuesto, dijo: Deja eso, solo soy un hombre. Tengo que decirle eso a mi esposa todo el tiempo. Solo soy un hombre, Jean. Lo sé, algunos de ustedes están diciendo, Chris, eso no es una visión, estás soñando. Eso no fue honesto, pero Pedro si lo es.

3) La HONESTIDAD de Pedro. 27-29

Versículo 27 “Y conversando con él, entró y halló mucha gente reunida.” Mientras Pedro y Cornelio hablan juntos, entran a su patio, y Pedro descubre que muchos Gentiles se han reunido, no solo Cornelio. El centurión invitó a muchos familiares y amigos de nuevo, nadie le dijo que lo hiciera, pero Dios usó su deseo de tener a otros allí de gran manera. ¿Te imaginas a Pedro más tarde diciéndole al consejo de Jerusalén en Hechos 15: sí, un gentil fue salvo. Dios obró a través del deseo de Cornelio para abrir adecuadamente la puerta cerrada a los Gentiles por parte de muchos presentes. Versículo 28 “Y les dijo: Vosotros sabéis cuán ilícito es para un Judío asociarse con un extranjero o visitarlo, pero Dios me ha mostrado que a ningún hombre debo llamar impuro o inmundo.” Pedro afirma que no solo las leyes dietéticas han terminado, sino que la separación entre Judíos y Gentiles también se acabó. La palabra Griega “ilícito” signifíca “tabú.” La ley ceremonial del Antiguo Testamento no enseñaba que era ilícito que los Judíos hicieran compañía con los Gentiles. Dios quería que Su pueblo alcanzara a los Gentiles con el conocimiento que conduce a la fe. Pero los rabinos enseñaron que entrar a un hogar Gentil resultaba en una contaminación de 7 días. Los Judíos pensaban que los Gentiles arrojaban a los niños abortados por sus desagües, contaminando sus casas. Como resultado creyeron que cualquier contacto con un hogar Gentil resultaba en una contaminación de 7 días, porque la ley sí enseñó que tocar un cadáver era una contaminación de 7 días. Pero Pedro aclara, en el versículo 29 “por eso, cuando fui llamado, vine sin poner ninguna objeción. Pregunto, pues, ¿por qué causa me habéis enviado a llamar?” Pedro dice que vino de inmediato a obedecer a Dios. Entonces Pedro pregunta, ¿por qué enviaste por mí? ¿Por qué? Por …

4) El HAMBRE de Cornelio. 30-33

En los versículos 30-33, Cornelio repite la historia, afirmando que están listos para escuchar lo que Pedro tiene que decirles acerca de Dios. Sus corazones están listos para responder. Versículo 33 “Por tanto, envié por ti al instante, y has hecho bien en venir. Ahora, pues, todos nosotros estamos aquí presentes delante de Dios, para oír todo lo que el Señor te ha mandado.” Este es un sueño de los predicadores, una sala llena de personas preparadas espiritualmente, listas para escuchar al mensajero de Dios y responder al evangelio.

# 3 Dos Pueblos, un MENSAJE: el Evangelio de Jesucristo.

Pedro da vuelta a la llave final. Él es el primero en compartir las buenas nuevas de Cristo con una sala de Gentiles.

1) La necesidad de PAZ y sin parcialidad. 34-36

Versículo 34 “Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo: Ciertamente ahora entiendo que Dios no hace acepción de personas, sino que en toda nación el que le teme y hace lo justo, le es acepto. El mensaje que Él envió a los hijos de Israel, predicando paz por medio de Jesucristo, que Él es Señor de todos.” La raza humana y cada persona en ella están en guerra con Dios. Te has rebelado. Has seguido tu propio camino. Eliges desafiar la voluntad perfecta de Dios, atacar el carácter de Dios, y violar Su Ley perfecta. ¡Estás en guerra! Siente la tensión en ese espacio. Los de Hatfield y McCoy. Los Demócratas y los Republicanos. Los Gentiles y los Judíos. Todos están en guerra unos con otros y en guerra con Dios. Los Romanos entendieron la guerra y la necesidad de paz. Entonces Pedro anuncia que todas las personas están en guerra con Dios y entre sí, pero Dios puede traer La paz por el Señor de todo, Jesucristo. Pedro comienza a entender, Dios no pone a las personas en cajas. Él no es parcial. Judíos y Gentiles por igual, pueden encontrar la paz con Dios a través de Cristo. En el versículo 35 dice que Dios está buscando 2 cosas: la actitud correcta, respetando a Dios; y las acciones correctas, que es haciendo las cosas correctas. No son buenas obras para salvarte, sino una fe dependiente y alejarte del pecado en arrepentimiento, causando a Dios que more en ti, para que pueda hacer buenas obras a través de ti. Pedro dice que la salvación está disponible. La salvación está en Cristo, y la paz solo puede venir a través de Cristo. Porque los hombres están en rebelión a Dios Y deben reconciliarse con Dios. Y eso solo puede pasar por Cristo, porque el versículo 36 dice que Jesús es el Señor de todos.

2) La PERSONA de Jesucristo. 36-43

Pedro afirma el señorío de Cristo, el Amo de los Judíos y el Amo de los Gentiles.

¡EL SEÑOR DE TODO EL HOMBRE!

Y el apóstol afirma en el versículo 37 que todos los oyentes saben acerca de Cristo. Has oído hablar de Sus buenas obras, Sus enseñanzas, Sus milagros, Sus curaciónes, y Sus liberaciónes de los demonios. Pedro les recuerda que el JESÚS del que todos ustedes han escuchado es Dios en la carne. Versículo 38, esto no es un rumor, pero Pedro fue un testigo ocular.

Versículo 39, solo Cristo es el único salvador, el que pagó el precio por el pecado, que es la muerte. Cristo murió por el pecado en una cruz y resucitó de los muertos para lograr el perdón. Versículo 42, y Cristo es el Juez de toda la humanidad. Todos los Judíos y todos los Gentiles deben responder a Cristo por sus vidas. Versículo 43, Cristo fue el plan de Dios desde el principio de los tiempos. Rendirse a Cristo como Señor era el único plan de Dios para el perdón de los pecados y fue profetizado por cientos de años en las escrituras del Antiguo Testamento.

3) Las PRUEBAS de la Salvación. 44-48

Incluso antes de que Pedro terminará con su mensaje, estos Gentiles ansiosos se salvaron y demostraron su salvación con algunos indicadores obvios.

1 – Probado por el Espíritu Santo que MORA DENTRO.

Versículo 44 “Mientras Pedro aún hablaba estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que escuchaban el mensaje. Y todos los creyentes que eran de la circuncisión, que habían venido con Pedro, se quedaron asombrados, porque el don del Espíritu Santo había sido derramado también sobre los gentiles, pues les oían hablar en lenguas y exaltar a Dios.” Inmediatamente el Espíritu de Dios habitó en ellos y manifestó Su presencia al hablar en idiomas conocidas, tal como lo hizo el Espíritu en Pentecostés, para demostrarle a los 6 Judíos que vinieron, que la salvación vino a los Gentiles exactamente de la misma manera que a los Judíos. Estos Judíos sabían que la salvación era un regalo, no algo que podrías ganar. Y ahora sabían que los Gentiles podían recibir el mismo regalo de la salvación dado en Hechos 2. Su salvación fue …

2 – Probado por su disposición de ser BAUTIZADOS.

Pedro respondió, versículo 47 “¿Puede acaso alguien negar el agua para que sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo lo mismo que nosotros? Y mandó que fueran bautizados en el nombre de Jesucristo.”El Espíritu muestra la importancia del bautismo. Por el momento en que nacieron de nuevo, fueron inmediatamente bautizados por inmersión en agua, que es lo que signifíca la palabra “bautismo:” inmersion. El primer paso de obediencia para el Cristiano es el bautismo y estos primeros creyentes Gentiles fueron obedientes. El bautismo indica que ahora solo siguen a Cristo y se identifícan solo con el pueblo de Dios, la Iglesia. Pedro ordenó a los 6 creyentes Judíos que bautizaran a los Gentiles. Esta no fue simplemente la respuesta de Pedro a los Gentiles, sino todos los creyentes Judíos participaron, afirmando la fe y la obediencia de estos primeros conversos Gentiles. Además su salvación fue …

3 – Probado por su deseo de COMUNIÓN.

Versículo 48b “Entonces le pidieron que se quedara con ellos unos días.” Pedro y sus hermanos Judíos se quedaron con los primeros Cristianos Gentiles durante varios días. Puedes saber cuándo alguien realmente es salvo porque desean estar con la comunidad de Cristianos y compartir las bendiciones de Cristo en la comunión. ¿Alguna vez has visto un bebé que no quería comer? Estos nuevos bebés no querían que Pedro se fuera, por lo que le pidieron que se quedara unos días. Porque, como un recién nacido, como todos los cristianos verdaderos, querían la compañía de la comunión y el alimento de la Palabra de Dios. Dios no hace acepción de personas. Arrepiéntete de tus prejuicios. Dios puede salvar cualquier raza, cualquier nacionalidad, cualquier idioma. Y porque Dios no es parcial, eres libre de compartir el evangelio con todos y con cualquiera, porque Jesús es amigo de los pecadores.

Llevar a Casa:

A) Acabando con el prejuicio requiere un TRABAJO duro.

¿Este evento resolvió los prejuicios de los Cristianos Judíos hacia los Gentiles? No.

En el capítulo 11, la noticia de que los Gentiles vinieron a Cristo se extendió tan rápido que cuando Pedro regresó a Jerusalén, lo acusaron, no de proclamar a Cristo, sino de violar sus tradiciones Judías, diciendo en el versículo 3, “Tú entraste en casa de incircuncisos y comiste con ellos.” A diferencia de Pedro, estos creyentes Judíos no habían sido preparados por Dios con una visión de Dios. Entonces Pedro explicó cuidadosamente lo que sucedió y cómo habían sido bautizados por el Espíritu Santo al igual que los primeros Cristianos en Pentecostés. Y en Hechos 11:18 “Y al oír esto se calmaron, y glorificaron a Dios, diciendo: Así que también a los Gentiles ha concedido Dios el arrepentimiento que conduce a la vida.” Aunque estos Cristianos Judíos aceptaron la verdad de que el evangelio se extendió a los Gentiles, y tan pronto como Pablo y Bernabé fueron enviados a proclamar a Cristo tanto para Judíos como para Gentiles, la iglesia primitiva se vio obligada a convocar su primer concilio sobre este tema en el capítulo 15. El libro de los Hechos nos muestra como los prejuicios duros mueren. ¿Qué hay de tí? ¿Tienes prejuicios contra los Árabes, una raza diferente, un tipo de educación, ciertos tipos de vestir, lo que otros beben o no beben, peinados, o tatuajes? Arrepiéntete de tus prejuicios y mantén tus preferencias con una mano abierta. ¿POR QUÉ? No importan y Dios puede salvar a cualquiera y hacerlos más cercana que la familia.

B) Compartir el evangelio requiere que CAMBIES.

El primer paso para compartir el evangelio es pedirle a Dios cómo deberías cambiar. Pedro tuvo que hacer un cambio radical en su pensamiento y comportamiento para compartir el evangelio con los Gentiles. Dios tenía más trabajo que hacer con el que proclamaba que con el que escuchaba. Tal vez necesitas aprender a ser más amoroso con el pariente que fuma y bebe. Tal vez tengas que lidiar con la amargura en tu corazón hacia lo que hicieron. Tal vez debes perdonarlos antes de poder compartir con ellos. Pero pregúntate, “Señor, qué hay que hacer en mi corazón para poder compartir el evangelio con otros.” Finalmente …

C) Nueva vida en Cristo requiere el ARREPENTIMIENTO.

Después de que Pedro explica lo que pasó a los Judíos en Jerusalén, ¿cómo reaccionaron en Hechos 11:18? “Y al oír esto se calmaron, y glorificaron a Dios, diciendo: Así que también a los Gentiles ha concedido Dios el arrepentimiento que conduce a la vida.”

Si quieres una vida completamente nueva, requerirá el arrepentimiento. Este es un cambio de corazón que Dios te da, lo que hará que dejes de seguir tus deseos, sueños, y planes, y ahora sigas la voluntad de Dios en  Palabra de Dios. No te dejes engañar. El verdadero arrepentimiento proviene de Dios, y te cambiará a querer obedecer a Jesús, tener comunión con tu familia, reunirte para adorar, estudiar Su Palabra, orar, dar, crecer, someterte, servir en el ministerio, y regocijarte en la adoración. Los Cristianos se arrepienten para ser salvos y se arrepienten para ser santificados. Acude a Cristo en la salvación y sé transformado por el Espíritu Santo que mora en ti. Solo en Cristo conocerás el perdón. Solo en Cristo disfrutarás de la familia. Y solo en Cristo conocerás la vida abundante ahora y disfrutarás de la vida eterna para siempre en el cielo. ACUDE A CRISTO HOY.

Oremos

About Chris Mueller

Chris is the teaching pastor at Faith Bible Church - Murrieta.

Leave a Comment